La pesadilla culé

Las muecas de dolor auguraban lo peor

Las muecas de dolor auguraban lo peor

Yo también me asuste, mi corazón dio un pequeño vuelco y luego, al ritmo lento de la camilla que se llevaba a Messi al vestidor, fue recuperando su ritmo habitual. Demasiado sufrimiento para el partido más aburrido del año. Yo pedía emoción y respeto para la mejor competición, y la falta de ambas cosas se nos tiró en contra con sobresalto y sufrimiento. Por suerte no es nada, solo un golpe.

¿Pero qué tipo de golpe? Uno se pregunta si el portero golpeó a la rodilla del astro, o a mucho más. De haber lesionado a Messi, el golpe lo recibiría la afición, que sería invadida por el miedo; también golpearía a la plantilla, acostumbrada a contar con un jugador que puede ganar por si solo un partido y que resulta tan vital en el juego del equipo en el que el esquema se forma a través de el; y por último el golpe sería a la liga, donde el Barça podría perder puntos sin su máximo anotador y sus mayores rivales ganarían en moral, sobretodo el gran rival.

El Barça no puede depender tanto de un jugador. No con la plantilla actual, una de las mejores del planeta. No sabemos hasta que punto el Barcelona a hipotecado sus existos en la figura del Argentino, que un día dejará de brillar. No digo que el Barça tenga Messidependencia por que aun no se ha podido comprobar, pero que ante una posible lesión, a todos nos entre el pánico, es sin duda algo significativo e invita a la reflexión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: