¿Decepción o lección?

Ana Botella usando la traducción simultanea

Ana Botella usando la traducción simultanea

Con algo menos de 5 millones de parados, serán más cuando acabe el verano y una deuda pública de novecientos mil millones de euros, ¿era el momento de hipotecarse con organizar unos juegos olímpicos que no podemos pagar? Vivimos la mayor crisis de la historia, y en nuestro país los recorten parecen la única solución posible a todos los problemas, lo que nos ha llevado a una sanidad al límite, una educación deficiente y un estado del bien estar camino del abismo.

Por tanto creo que no es el momento de dicha inversión, para empezar porque se trata de destinar un dinero que no tenemos, endeudándonos más y privándoselo a otras partidas donde realmente escasea, para realizar una obra fuera del abasto actual. Está claro que muchos hablarán de las ventajas que esto traerá, que no son más que favorecer a la construcción, sector que nos ha llevado a la situación actual, y al turismo, el sector que salva los muebles cada verano, pero nos deja con el culo al aire durante el resto del año.

Parece mentira, que deba ser el COI, y la opinión internacional, la que deba recordar a los emisarios españoles la situación económica y de desempleo actual, aunque Ana Botella ni entienda ni responda la pregunta. Así que las bondades de estas olimpiadas son solo un contrato por obra y servicio, ¿y después? El COI ha dado una lección a nuestro país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: